El Sermón del Monte: Una introducción al Evangelio de Mateo



Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Mateo 4:17

El Evangelio según Mateo es uno de los cuatro relatos inspirados, cuatro testimonios, de las buenas noticias de parte de Dios a la humanidad. Son cuatro relatos que hablan de nuestro Señor Jesucristo como “la buena noticia”. Dios está reconciliando al mundo consigo a través del único medio establecido: Jesucristo, el Hijo de Dios.


Esto no significa que existan cuatro “evangelios” diferentes. Existe un solo Evangelio, narrado o testimoniado por muchas personas, y el Espíritu Santo inspiró a estos cuatro varones a escribir cada uno de sus escritos, los cuales, por ser inspirados por Él, son los que están dentro del canon de las Sagradas Escrituras.


Los cuatro libros transmiten una sola verdad y muestran una sola noticia: las buenas nuevas. Nos muestran la encarnación, la vida, la muerte y la resurrección de Cristo el Señor. Dos de los autores de estos libros fueron testigos directos del Señor.


Un dato sobre este evangelio. Mateo comienza con “BIBLOS GENESOS”: El único lugar en donde aparece esta frase es en el Génesis (2.4; 5.1). Mateo, al escribir a un grupo mayoritariamente judío, hace la conexión entre de quien estaba escribiendo en su libro, con el origen de todas las cosas. La nueva creación y los cielos nuevos tienen su origen y su sustento en la vida de Jesús. Sin Él, nada nuevo hay. Todas las promesas del Antiguo Testamento acerca de lo nuevo que haría Dios tienen su inauguración en Jesús.


Temas principales del Evangelio según Mateo:

  • El tema principal del Evangelio de Mateo es que Jesús es el Rey prometido de la descendencia de David, que ha venido para redimir a su pueblo y establecer su reino de justicia

  • Se cree que el texto iba dirigido a una comunidad de creyentes de Antioquía, y fue escrito entre los años 65 a 70 d.C. Si bien esta comunidad era mixta, compuesta por judíos y gentiles, la carta va dirigida principalmente a los judíos, para que, por medio de las Escrituras que ya conocían, pudiesen probar o dar testimonio de Jesús, Aquel de quien se dice es el "heredero del trono de David" y en quien se cumplen todas las promesas de redención dadas a Israel.

  • Presenta, en el inicio del texto, a la persona de quien se referirá, dándole un título: “JESUCRISTO”. Esta palabra viene de la palabra "Christos" (ungido). En el Antiguo Testamento, los profetas, sacerdotes y reyes eran ungidos con aceite (Ex. 29.7; 1 Samuel 16.13; 1 Rey. 19.16). Esta unción dramatiza el derramamiento de la sabiduría y el poder del Espíritu Santo, que le dada la capacidad a esa persona para cumplir con su llamado. El Antiguo Testamento prometió la venida del Siervo justo de Dios (Isaías 42.1-9), quien sería un profeta como Moisés (Dt. 18.18-19), sacerdote como Melquisedec (Sal 110.4), y rey como David, el ungido del Señor (Isa.55.3-5; Jer 30.9; Ez. 34.24; Os 3.5; Zac 12.8)

  • Lo presenta como Hijo de David e Hijo de Abraham, puesto que en Jesús se cumplen los pactos de Dios de redención y bendición desde Israel a todas las naciones, como también que Jesús es el heredero del trono de David, con la diferencia, eso si, de que este Reino es eterno e imperecedero.

  • Muestra también a Jesús como aquel que cumple y en quien se cumplen todas las Escrituras, no solo en las enseñanzas que da, sino que también en su vida, desde su nacimiento, hasta su muerte y resurrección, todo es parte del plan divino. Mateo es específico al decir, referente a la vida de Jesús, “como estaba escrito” (1.22; 2.5; 2.15; 2.17; 2.23; 3.3; 4.14 ETC)


Mateo resume toda la enseñanza de Jesús, antes de comenzar a desarrollarla en el siguiente versículo:


Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Mateo 4:17

Hablando de lo que registra Mateo sobre la enseñanza de Jesús y su obra, se ve un tema principal: “El Reino de Dios”. Esta referencia aparece más de 50 veces en el libro y más de 130 veces en los 4 evangelios.


Cuando vemos el ministerio de Juan el Bautista, y el resumen que hace Mateo también de su enseñanza, prácticamente es la misma (3.2)

  1. Consecuentemente con el acontecimiento que se está generando, se hace un llamado de alerta a las personas: lo que está pasando es inevitable, afectará a toda la creación y nadie quedará sin ver lo que está sucediendo.

  2. La enseñanza tiene dos elementos: un llamado (arrepentimiento) y una acción divina (Su reino se está acercando)

  3. El Reino no es un objeto o un lugar que viene; es la acción soberana de Dios, su soberanía, la restauración total visible y palpable de su total autoridad está próxima a ser establecida totalmente, no como un ideal, sino como una realidad absoluta. El mal será destruido, no habrá nación que se oponga, y quienes lo hagan serán destruidos

  4. El Reino de los cielos es lo que los profetas anunciaban y esperaban en el Antiguo Testamento: La exhibición de Dios de toda Su soberanía en la redención de Su pueblo, y la destrucción de sus enemigos. Juan el Bautista y Jesús principalmente proclaman que ese tiempo de espera terminó y que el Rey mismo ha llegado.

  5. Con la venida, vida, muerte y resurrección de Cristo, que es en si el anuncio de las buenas noticias, las promesas de Dios en el Antiguo Testamento se han cumplido en gran manera para nosotros. En gran manera, ya que aún falta la plena realización o "consumación final", lo cual ocurrirá en la segunda venida de Cristo.

  6. El Reino de Dios se ha acercado: Significa que se abre la era de la intervención redentora final de Dios en la persona de Jesús. Esto hace un llamado de urgencia a las personas para arrepentirse y buscar a Dios.


Arrepentíos:

  • Es el primer mandato de este tiempo, en donde se anuncia la cercanía de Reino de Dios y el arrepentimiento esperado, al cual se ordena a todo hombre (Hechos 17.30).

  • No es solo tristeza por el pecado, sino un cambio decisivo que implica apartarse del pecado para llevar una vida de obediencia, que fluye de la confianza en Dios que se ha revelado a nuestras vidas.

  • “Arrepentíos” interpreta el llamado de los profetas a Israel para que “vuelva” a ser fiel a Dios. No significa castigarse a sí mismo, sentirse deprimido o simplemente con remordimientos. Prueba de ello es que Judas se sintió triste y afligido (27.3), pero no se arrepintió.


El llamado es a poder considerar y pesar las palabras del Evangelio de Mateo, particularmente el llamado que Cristo mismo hace a arrepentirnos y dejar nuestra antigua manera de vivir. Durante las siguientes semanas nos dedicaremos a estudiar el Sermón del Monte, a partir del capítulo 5 de Mateo, y veremos las diferentes enseñanzas y aplicaciones que podemos obtener de su mensaje.



El anterior es el bosquejo utilizado en la exposición de la predicación

exhortada en la IBN el 17 de octubre de 2021.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square